Loading...
Blog
05
02
2018
La determinación es un concepto clave para todos los practicantes de Krav Maga

Determinación: Se agresivo y provoca dolor. Desequilibra. Desconecta.

Ante una situación en la que vamos a ser o estamos siendo atacados tenemos 2 opciones. Pelear o salir huyendo escapando de esa situación. Lo más seguro siempre es salir huyendo pero en caso de que decidamos pelear en Combat Krav Maga-Evolution Barcelona creemos que tenemos que tener en cuenta sobretodo un concepto: la determinación.

En una situación de defensa personal todo pasa muy rápido y muchas veces no vamos a ser capaces de reaccionar con la técnica concreta que necesitamos o con la celeridad suficiente para ejecutarla, pero el recurso que siempre podemos usar siempre y que es efectivo en la mayoría de los casos es tener “la determinación” (la fuerza de voluntad necesaria y la plena confianza en nuestras posibilidades) de neutralizar a nuestro atacante.

Ante un ataque debemos reaccionar con determinación ante nuestro atacante:

  • Se agresivo y provoca dolor. Cuando alguien te agrede no se va a preocupar por si te hace daño y tu integridad física. Tú tienes que ser lo más agresivo posible y debes causar el mayor daño posible a tu atacante con tu reacción, usando la mayor fuerza posible y atacando sus puntos más débiles y vulnerables (ten en cuenta que un agresor a veces no puede sentir ni el ataque más fuerte por su estado alterado por la propia adrenalina o por la ingesta de algún tipo de drogas).

 

  • Desequilibra a tu adversario y toma la iniciativa. La forma más fácil de desequilibrar a una persona es pasar de forma explosiva al ataque hacia delante acortando la distancia usando todo el poder de tu masa corporal (esto además dejará sin fuerza a su ataque). Avanzando de esta forma agresiva conseguirás que el agresor pierda su equilibrio y hasta que no lo recupere no podrá atacarte de una forma efectiva, además de que ganas una ventaja sicológica sobre el agresor que hasta ese momento la tenía sobre ti.

 

  • Desconecta su cerebro. Interrumpir los procesos mentales de tu agresor significa que interrumpirás su concentración sobre el propio ataque y podrás ganar el tiempo necesario para pasar tú a la iniciativa y poder neutralizarlo. Muchas veces si se es agresivo provocando dolor o desequilibras a tu agresor y pasas tú al ataque ya has conseguido el objetivo de interrumpir sus procesos mentales. En caso de que esto no haya sido así podemos recurrir al uso de estímulos sonoros (gritar, decir frases sin sentido en ese momento) o visuales (señalar a algo o a otro lado) para distraer su atención, ya que su cerebro se puede desconectar del ataque al recibir un estímulo externo más allá de la propia agresión.
Comment
0

Leave a reply