Loading...
Blog
13
03
2018
Alberto Puche se libera de una llave de candado que le estaban realizando en el suelo

EL SUELO: NUESTRO ENEMIGO

El suelo y el Krav Magá mantienen una relación de atracción fatal que puede acabar en un gran drama. Aunque la lucha en el suelo pueda resultar atractiva porque nos puede ayudar a vencer a un rival más fuerte que nosotros acabando con su ventaja física, esto siempre va a depender de que lo cojamos desprevenido y de que nos aprovechemos de nuestra explosividad, agresividad, habilidad y técnica de lucha en el suelo. La regla principal en Krav Magá es evitar siempre luchar en el suelo.

Nunca nos vamos al suelo de forma voluntaria si no es porque tropezamos, nos caemos, alguien nos obliga llevándonos al suelo por la fuerza o, como hemos mencionado antes, como último recurso para vencer a alguien más fuerte, grande y más habilidoso que nosotros en el combate cuerpo a cuerpo.

Una vez en el suelo como practicantes de Krav Magá solo tenemos que tener un simple pensamiento en mente: para vencer en la lucha en el suelo debes levantarte lo más rápido posible.

Esto tiene una lógica y fácil explicación; la lucha en el suelo es imprevisible por muchos motivos, uno de ellos es que muchos de nuestros golpes básicos van a ser más difíciles de ejecutar con precisión y fuerza que en una situación en la que estamos de pie, otro es que nuestra percepción del entorno estará mucho más limitada. Además generalmente una situación de pelea en el suelo suele acabar en una lucha de agarres y esto puede alargar la pelea mucho en el tiempo debido a que podemos pasar de una situación de ventaja contra nuestro rival, a una neutral y a una de desventaja en breves momentos y así sucesivamente.

Esto hace que si no consigues vencer rápidamente a tu rival el peligro vaya aumentando a medida que pasa el tiempo debido a nuestro cansancio, nuestra perdida de explosividad, el propio daño sufrido por la lucha y lo que es más importante, porque pueden llegar a aparecer en escena terceros elementos que intervengan en el resultado de la pelea como otras personas que se unan al ataque o armas de todo tipo.

Además hoy en día deportes de lucha en el suelo como el Grappling o el Jiu Jitsu están muy extendidos y hay gente muy especializada en la lucha de suelo que conseguirá infligirte mucho daño y vencerte fácilmente si no tienes experiencia en combate contra luchadores de suelo de alto nivel.

Por esta peligrosidad debes evitar siempre la lucha en el suelo en una situación de defensa personal, y si no puedes evitarla o tú la provocas debes usar toda tu determinación y toda tu agresividad en los momentos iniciales para tomar la iniciativa y acabar con tu rival en el mínimo de tiempo posible.

El siguiente video ilustra perfectamente este post y nos deja ver la peligriosidad de irse al suelo en una pelea en la calle. El detalle es que os fijeís en el inocente espectador de camisa blanca y mochila y como reacciona al ver caer al suelo a los luhadores; auténticamente terrorífico.

Comment
0

Leave a reply