Loading...
Blog
19
05
2019
Ray Mc Collum Karate Fighter

Grandes Artistas Marciales: Ray Mc Callum, el Karate Kid salvaje.

Inauguramos una nueva sección en nuestro blog: “Grandes Artistas Marciales” en la que haremos un recorrido por algunos de los artistas marciales más importantes de la historia como Bruce Lee, David Doullet, Miyamoto Musashi, Jack Dempsey, Rickson Gracie y muchos otros.

Queremos inaugurar la sección con la historia de Ray Mc Callum, un luchador no tan conocido hoy en día, pero uno de los pioneros a los que debemos la gran afición que existe hoy en día a los deportes de contacto y como estos se han convertido en un multimillonario negocio de entretenimiento de masas, como pueden ser las grandes veladas de Artes Marciales Mixtas de la UFC.

Si resumiéramos la historia de Ray Mc Collum a un nivel cinematográfico podríamos decir que Ray Mc Collum es el malo de karate kid mezclado con el protagonista de Sons of Anarchy. Por supuesto Ray era un tipo jodidamente duro y hubiese ganado la final del torneo de All Valley a Daniel San sin despeinarse.

Ray empezó a estudiar karate con 12 años en el prestigioso Instituto de Karate de Texas (de donde han salido varias generaciones de campeones) en pleno auge de la moda de las artes marciales tras los 60 y comienzo de los 70 gracias a magazines como Black Belt y al cine y a la televisión donde nombres como Bruce Lee o Chuck Norris eran reverenciados por fans ávidos de aventuras de sus artistas marciales favoritos.

Con un gran talento innato y una gran valentía a la hora de combatir Ray empezó a despuntar en torneos convirtiéndose ya a finales de los 70 en el luchador top de Point Karate (Kumite por puntos) en EEUU. Su gran destreza, versatilidad y valentía en realizar técnicas que nadie se atrevía a utilizar hicieron que Ray fuera el luchador a seguir por las otras figuras del prestigioso circuito de karate que no se perdían ninguno de los combates de la joven promesa que les hacía disfrutar como nunca habían hecho. Había nacido la estrella a la que los mejores querían ver, esto habla de su gran talento como artista marcial.

Ray Mc Callum Art

En esta década de los 70 el Point Karate había tenido una gran altísima calidad con su mejor generación de competidores, nombres tan míticos como Bill Wallace, Demetrius Havanas, Dorsey y muchos más. Estos grandes luchadores no estaban satisfechos del todo con estos combates que se podían denominar muy estratégicos y se veían capacitados física y técnicamente para realizar combates largos  en los que buscar el daño físico y el nocaut utilizando tanto puños como piernas. Así nació el Full Contact y con las las retransmisiones televisivas de los deportes de contacto como espectáculo de masas.

Ray consiguió el cinturón negro de karate con solo 15 años en 1974 y puso su punto   mira en el recién nacido Full Contact a finales de ese mismo año. Desde 1976 ganó cinco años consecutivos el Campeonato Nacional de Karate y 8 años consecutivos el Campeonato de Karate All-American. A estos títulos habría que añadir muchos más, pero solo nombrando estos dos prestigiosos campeonatos.

Pero es que mientras tanto fue nombrado por la prestigiosa Black Belt Magazine como mejor karateka de 1979 y en 1981 se enfrentó a la mayor leyenda de este deporte, Bill “Superfoot” Wallace por el Campeonato Mundial de Full Contact de Peso Medio, en un combate épico de leyenda.

El legado del estilo de combate de Ray Mc Collum es el de los puros gladiadores en el ring, tan técnicamente bueno y valiente que realizaba movimientos que los demás luchadores no se atrevían y sin rehuir nunca el combate ni ahorrar en energías, posiblemente uno de los “tipos duros de verdad” de aquelo9os fantásticos años de artistas marciales. Alguien que no tenía ningún tipo de contemplación con sus rivales cuando sonaba la campana, pero a los que mostraba su máximo respeto al parar el combate. Sus rivales decían de él que era un “gentleman simpático muy cabrón”

Por supuesto el ser un “tipo duro” en aquella época en Texas suponía también que te gustaban las Harley Davidson, pertenecer a hermandades de motoristas y meterte en líos en tugurios donde corre el alcohol y se junta la gente de “mala vida”. Asique os podéis imaginar que Ray Mc Collum tenía una merecida fama de pendenciero y fuera del tatami y el ring siempre le acompañaba la polémica. Ese comportamiento comprensible en aquella época y en el mundo de las artes marciales, lo normal era que una revista de artes marciales te ofreciera un arsenal de armas mortales en sus páginas centrales, le llevó siempre a verse involucrado en peleas de bar y de bandas (incluso llegó a ser disparado en alguna ocasión) cuando la euforia de alcohol le hacía perder el control.

En definitiva, Ray Mc Callum era un genial e indomable luchador sin miedo al fracaso y con la ambición de ser el mejor.

Después de sus maravillosos años de competición Raymond mc Callum se dedica a la enseñanza del Karate en su escuela de artes marciales en Dallas.

 

Comment
2
Gerard

wow, menuda fiera. No lo conocía. Gracias por el post Rubén

fightadmin

Un gran luchador de los de la vieja escuela…varios detalles..en el rincón de Bill wallace el propio Chuck Norris…y fijate el tamaño de ese cuadrilátero…muy pequeñito para que no se rehuyera el combate. Puros gladiadores estos tipos

Leave a reply